Accueil / Traductions / Español / Las iglesias nos preocupan

Las iglesias nos preocupan

 Pero el protestantismo, ¿es necesario recordarlo?, no tiene ni magisterio, ni autoridades. Tiene una Biblia leída, comentada, discutida en los vaivenes de las sombres y las luces de la existencia humana, de la actualidad del mundo, de las ciencias, las artes y las técnicas. Es el genio y el desafío permanente el protestantismo.

¡ Sólo a Dios la gloria ! Ningún dios, ni nigún maestro cualquiera están tirando de los hilos. Cada uno es emplazado a su propia conciencia, a su deber de examinar. Desde ahora es a tí y a mí, el levantarse, tomar la palabra, y encontrar el propio camino y la propia voz. Hay que liberarse de las iglesias desde el momento en que toman el lugar del Evangelio y toman nuestro propio lugar.

Es una de las más bellas paradojas del protestantismo. Las iglesias son necesarias, pero sólo para enseñar, lo que de entrada las convierten en relativas y segundarias: Lo primero es el Evangelio que las funda y las anima. No queremos iglesias que piensan por nosotros ya que las iglesias, ¡ somos nosotros ! Somos nosotros los que deben predicar la salvación de todos, hacer iglesia de esa manera, para que cada uno pueda confiar en sí mismo y pensar por sí mismo.

Pertenece a las iglesias, a nosotros, el confesar que el Cristo es un llamado a transformar el mundo, aprendiendo a resistir a las negaciones de la historia. Sí, deseamos iglesias que no tomen los compromisos sin nosotros sino que nos ayuden a centrarnos en lo esencial: un Evangelio que nos convoca, nos llama y nos da la palabra.

Don

Pour faire un don, suivez ce lien

À propos Évangile et liberté

.Evangile-et-liberte@evangile-et-liberte.net'

Laisser un commentaire

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.